EL CLOWN- El loco de todos los tiempos-

No basta con ponerse una nariz. Tampoco sirve de nada hacer muecas desviar los ojos o retorcer las canillas. Como todos los personajes del teatro, el clown, hay que habitarlo con absoluta franqueza. Su búsqueda es infinita, pues llegar a eso que un día fuimos no es fácil. Quizá el primer asombro que tuvimos, o […]